Cuidados para el pie diabético

Sigue las siguientes rutinas para mantener a tus pies sanos y, as evitar dolores de cabeza.

– Observa tus pies a diario

Esta es una actividad a la que deberías de dedicar unos minutos cada día sin importar lo ocupado que estés. Cualquier alteración en la apariencia de los pies debe anotarse y monitorear si se puede convertir en un problema. Las plantas de los pies son las áreas que se pueden revisar con minuciosidad. En ocasiones se pasan por alto las lesiones en esa zona porque los pacientes tienen problemas para visualizar esas áreas. En ese caso se pueden ayudar de espejos para examinar su piel.

– Mantén tu piel suave

Este es uno de los cuidados para el pie diabético más importantes. Es mucho más fácil detectar una alteración si la piel se encuentra en buen estado. Se recomienda que los pacientes de diabetes se laven los pies todos los días con agua tibia. Luego, deben secar su piel por completo, especialmente entre los dedos del pie. El objetivo es mantener a sus pies libres de hongos y durezas. La piel debe estar limpia y bien hidratada.

– Cuida las uñas del pie

Los pacientes con diabetes deben ser sumamente cuidadosos al cortar las uñas de sus pies. Jamás deberían usar tijeras o alicates de punta afilada que son tan comunes. Si se van a usar cortaúñas se debe verificar que estén en buen estado. Aunque, lo más seguro es acudir a un servicio de podología para que se ocupen de esta tarea.

– Usa medias de buena calidad

Aunque se deba invertir un poco más es recomendable usar prendas de algodón en vez de tela sintética. Las medias compuestas por hilo o lana también son prendas recomendadas para personas con diabetes. Se debe evitar el uso de artículos con costuras gruesas o que se ajusten demasiado a los pies.

– Viste zapatos cómodos

Es vital que los diabéticos elijan calzado amplio, cómodo y con buen agarre. Los zapatos no deben quedar flojos ni apretados y hay que tener cuidado cuando se estrenan. Lo mejor es usarlos por periodos cortos de tiempo y verifica que no causen irritaciones o ampollas.

– No caminar descalzo

Esta es una acción que un diabético no debe hacer jamás, ni siquiera en la playa. Es mejor que este tipo de pacientes siempre usen sandalias hasta para caminar en sus casas. Nunca se sabe en qué momento se puede pasar algo que puede causarnos una herida en el pie.

– Tratamiento de podología ante heridas

Ante una raspadura o corte que los pacientes noten en sus pies deben, acudir a un profesional de la salud. Se deben prescribir tratamientos de podología adecuados para aliviar este tipo de problemas. Mientras antes se empiecen a tratar estos problemas, las heridas sanaran mejor. ¡No dejes avanzar una lesión!

Para solicitar más información o programar una consulta escríbenos al whatsapp 980835386