Gracias Clínica de Várices

Cirugía Láser de Várices

Gracias por llenar el Formulario

EXPERIENCIA

0
Años de experiencia
0
Pacientes atendidos
0
CIrugías

¿QUÉ SON LAS VARICES?

Las várices, al contrario de lo que muchos piensan, no representan solo un problema de estética. De hecho, se trata de una enfermedad que puede derivar en serias secuelas para el paciente. Si las válvulas están débiles o dañadas, la sangre puede detenerse y acumularse en las venas. Esto hace que las venas se hinchen, lo que puede conducir a venas varicosas. Las várices son el efecto de una enfermedad llamada “insuficiencia venosa crónica” y como su mismo nombre lo indica, tendrá efectos continuos en su vida. 

 Debido a esto, las personas con esta enfermedad siempre deben cuidarse para prevenir la aparición de nuevas várices en otras zonas.

Las várices gruesas están más dilatadas y tortuosas. Los síntomas van aumentando progresivamente, y aparece hinchazón, edemas y cambios de coloración en la piel.

Por otro lado, las várices araña o telangectasias, son muy similares pero mucho más pequeñas, menos dañinas y menos dolorosas que las primeras. En su mayoría, no representan mayor daño ya que son capilares venosos propios de la piel y se desarrollan con frecuencia en mujeres desde la tercera década.

La causa es una debilidad de las paredes de las venas y de las válvulas encargadas del paso de la sangre por el torrente circulatorio.

Aunque se asocian más con la mujer madura, las varices pueden verse también en los varones, aumentando su frecuencia con la edad debido al proceso de envejecimiento.

SÍNTOMAS DE LAS VARICES

El problema estético es el que pone en alerta a la persona, por la aparición de venas grandes que se ven perfectamente bajo la piel.

A veces estas venas forman grandes relieves y van acompañadas de cambios de la coloración de la piel.

Sobre todo los tobillos, suelen estar hinchados al presionar queda una marca que tarda un rato en desaparecer.

Las piernas con varices suelen notarse pesadas y puede haber dolor en ocasiones, es muy intenso. Otras personas describen calambres ocasionales en las piernas y picor, sobre todo en la cara anterior de la tibia y en los tobillos.

El diagnostico se obtiene mediante la exploración física y realizando, si es necesario, otras pruebas médicas como una ecografía en color. En otros casos es necesario inyectar un líquido de contraste en la sangre para ver el paso de la misma por las venas.

piernas con varices

TRATAMIENTO DE LAS VARICES

Las varices no precisan terapias complicadas. De hecho, suele ser suficiente con cambiar los hábitos de vida para aliviar las molestias, prevenir posibles complicaciones y mejorar su aspecto físico.

  • El ejercicio físico regular, además de una excelente medida preventiva, mejora las varices si ya han aparecido.
  • Poner las piernas en alto (más arriba del nivel del corazón) cuando se esté descansando.
  • Las medias de compresión tienen grandes beneficios, sobre todo para quienes deben pasar largos períodos de tiempo de pie. El médico indicará cuál es la más apropiada en cada caso pues existen varios tipos según la presión a ejercer y la altura a la que conviene llevarlas (panty, media…).

Escleroterapia:

Terapia basada en la inyección intravenosa de una sustancia irritante en las venas de pequeño o mediano calibre. Esto provoca una reacción inflamatoria intensa, con la consecuente fibrosis y oclusión de la misma.

Láser Transdérmico:

Procedimiento que bajo el mismo principio de calor generado por el láser permite el cierre de venas de pequeño calibre, mediante la aplicación directa de energía.

Recomendado en el tratamiento de várices vasculares o telangiectasias.

Este procedimiento es ambulatorio y se realiza en varias sesiones, dependiendo de la cantidad de telangiectasias.

Abrir chat
📲 CITAS o CONSULTAS AQUÍ